PrensaLa carrera femenina en el distrito más simbólico para la derecha

02/02/20210
Captura
Por D. Figueroa y J.M. Wilson.
Ninguna ha ocupado un cargo de representación y sus perfiles abarcan todo el abanico ideológico del sector. Al menos una de ellas llegará a la Convención Constitucional.
En una suerte de termómetro para la derecha se ha transformado el distrito 10 (Providencia, Ñuñoa, Santiago, Macul, San Joaquín y La Granja), donde hoy cuatro mujeres de ese sector político aspiran a llegar a la Convención Constitucional.

Dos tienen estudios en Filosofía y dos son abogadas. Todas son mujeres menores de 50, ninguna ha ocupado un cargo de representación y tienen poco historial partidario. Tres son independientes y la cuarta fichó el año pasado en un partido.

Ellas son Teresa Marinovic, Macarena Letelier, Paulina Lobos y Sylvia Eyzaguirre, cuyos perfiles recorren todo el abanico ideológico de la derecha: desde el conservadurismo autoritario al progresismo liberal.

La diversidad en la lista de mujeres de Chile Vamos por esta zona aparentemente no es casual. El mismo distrito 10, por su heterogeneidad social, es uno de los más representativos de la derecha, incluso más que el llamado ‘barrio alto’ (Las Condes y Vitacura), donde el voto de ese sector está sobrerrepresentado.

En el distrito 10, en cambio, Chile Vamos sacó un 38% en las elecciones de diputados en 2017, el mismo porcentaje que obtuvo el conglomerado a nivel nacional.

Otra muestra fue el 36% que obtuvo Sebastián Piñera en la primera vuelta presidencial, cifra que se replicó a modo de espejo en ese distrito y en todo el país.

Esta calidad de «termómetro», le da un carácter más emblemático a la contienda dentro de Chile Vamos por este distrito y, en especial, a la competencia entre las candidatas.

Obviamente el diálogo dentro de una Convención Constitucional no será igual si dentro de la derecha se imponen visiones más autoritarias o si los constituyentes de ese sector se inclinan por un ideario más liberal.

Esta situación, además propiciada por el mismo sistema electoral, acentúa la disputa dentro de un mismo sector, más que el enfrentamiento con las otras listas.

A juicio de la economista y académica Cecilia Cifuentes, quienes lleguen a la Convención debiesen tener ‘una combinación de personas con convicciones firmes y estilos dialogantes’.

Una mujer al menos

Hoy Chile Vamos tiene cuatro diputados en ese distrito, por lo que la derecha proyecta sacar tres a cuatro constituyentes en esa zona, de los cuales una o dos debiesen ser mujeres, debido a la norma de paridad.

La misma ley también pone un techo: difícilmente se elegirán más de dos mujeres de derecha por esa zona.

Además, dado que los exministros Gonzalo Blumel y Cristián Monckeberg corren como favoritos en su sector político, la carrera femenina en Chile Vamos es la que arroja más interrogantes.

‘En el distrito 10, tenemos una lista que representa a toda la gente del sector, y, además, las cuatro mujeres de la lista se desempeñan en distintas áreas: algunas han trabajado en el mundo municipal, otras se han dedicado a investigar y proponer políticas públicas y hay abogadas. Todas tienen trayectoria profesional interesante’, destaca Consuelo Alvial, cientista política (RN).

Marinovic: «las cosas por su nombre»

Adicionalmente, en esta zona, la competencia entre mujeres adquirió mayor rivalidad tras la incorporación de Teresa Marinovic, independiente, licenciada en Filosofía de la U. de los Andes, columnista y directora de la Fundación Nueva Mente, quien fue inscrita a última hora por el Partido Republicano, liderado por José Antonio Kast.

El presidenciable, de la llamada «derecha sin apellidos», la alzó como la principal apuesta de su colectividad y la definió como ‘una defensora de la libertad’.

Además de propugnar ese principio, ella también se define como conservadora. Católica, es contraria al aborto y suele defender a las FF.AA. y Carabineros. Además es una conocida crítica de las protestas en el sector de Plaza Baquedano, por lo que cuestiona al Gobierno y a la clase política por no haber controlado la violencia ni las manifestaciones.

Sin embargo, su estilo, de ‘decir las cosas por su nombre’, como ella dice, la distancia de las otras candidatas.

De hecho, algunos candidatos de su lista amenazaron con renunciar debido a su inscripción, pero una vez presentada la nómina ante el Servicio Electoral, ya no había acuerdo de los partidos de derecha para retirar nombres.

Eyzaguirre, en los límites de la centroderecha

Una de las más molestas era Sylvia Eyzaguirre (independiente), quien redactó una carta de renuncia dirigida al presidente de RN (partido que le facilitó un cupo) manifestando su incomodidad por compartir votos con Marinovic.

Finalmente, la investigadora del Centro de Estudios Públicos, experta en educación, doctora en Filosofía de la Universidad Albert-Ludwig de Friburgo, se retractó y optó por seguir en competencia.

A diferencia de su colega de carrera, Eyzaguirre es liberal y colinda con el «progresismo» que propugnaban los gobiernos de la Concertación.

En el pasado, apoyó la aventura presidencial del exministro de Hacienda de Michelle Bachelet, Andrés Velasco, y hoy es parte del equipo que colabora en la candidatura a La Moneda de Sebastián Sichel.

Aunque Eyzaguirre es partidaria del aborto libre, no comparte la idea de poner ese tema en una Constitución.

Cree que el bienestar social no mejorará si los derechos sociales no van acompañados de una modernización del Estado y apoya que la Carta Fundamental consagre los derechos humanos y las libertades, en especial, la libertad de enseñanza.

Letelier y los acuerdos

La polémica por la inscripción de Marinovic, en tanto, permitió a la abogada Macarena Letelier hacer un contrapunto y alzar su lema: ‘Una mujer de acuerdos’.

‘Es parte de mi identidad y me comprometo a llevar ese sello a la Convención’, tuiteó la semana pasada la abogada, actual directora ejecutiva del Centro de Arbitraje y Mediación.

Se tituló en la Universidad de Chile y allí realizó un magíster de Derecho Público. Ella es católica, contraria al aborto libre y aunque por su historia está ligada a una élite conservadora, siempre ha cultivado lazos con el mundo popular.

Nieta del exsenador conservador Luis Felipe Letelier, quien también fue ministro de Gabriel González Videla, comenzó su vida laboral como ayudante de la fallecida exsenadora institucional Olga Feliú, a quien ella define como su ‘maestra’.

Si bien hoy se postula como independiente en un cupo UDI, sus lazos profesionales recorren toda la derecha y llegan incluso hasta la DC y el PS.

Esas redes le permitieron ser la primera mayoría en la elección del Colegio de Abogados en 2019. Sin embargo la lista gremial que integraba decidió darle el cargo a Arturo Alessandri, quien producto de la presión renunció. Pese a ello, Letelier no pudo dirigir la orden.

En el plano presidencial, no tiene una preferencia. Aunque ya se fotografió con Joaquín Lavín y Evelyn Matthei para apuntalar su campaña, no tiene problemas en retratarse con los otros presidenciables del sector.

Lobos, la primera profesional de su familia

La menor de las postulantes es Paulina Lobos, que este año cumple 36.

Es la única militante de las cuatro candidatas, aunque fichó en Evópoli hace solo 5 meses.

Hoy trabaja junto a la alcaldesa UDI Evelyn Matthei en la Municipalidad de Providencia, donde es administradora municipal. Incluso por su cargo le ha correspondido ser alcaldesa subrogante.

A Matthei la conoció en el Ministerio del Trabajo y desde entonces forma parte del círculo de confianza de la alcaldesa, a quien apoyará si es que decide finalmente competir por La Moneda.

Abogada de la U. del Desarrollo (donde hoy hace clases) y magíster en Derecho Laboral de la U. de Chile, Lobos es la primera profesional de su familia, que tampoco estaba ligada a la política.

Estudió en una escuela particular subvencionada y fue criada por su madre, que enviudó cuando ella tenía 4 años.

Es liberal, contraria a establecer el aborto libre como política pública, más allá de las tres causales.

Es partidaria de consagrar derechos sociales en la Constitución y de favorecer el emprendimiento.

Cree que es necesario defender la estabilidad financiera del Estado y la responsabilidad fiscal, por lo que es crítica de acciones que alteren las facultades exclusivas del Presidente o establecer impuestos de afectación específica.

sumamos

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

https://www.sumamosxsichel.cl/contenido/uploads/2021/05/SICHEL-PRESIDENTE1-1280x720.png
Facebook Instagram Twitter Tiktok Youtube Linkedin
VOLUNTARIO DIGITAL